Reuniones semanales en los hogares para
estudiar la Biblia, orar unos por otros y
fraternizar en el amor cristiano.